Crear una aplicación web es mucho más que tener una buena idea (aunque esto suma muchísimo al propósito). En el momento en que se crea una web app, un viento de motivación e impulso por obtener buenos resultados ayuda a que todo suceda de forma sencilla. Sin embargo, hay algunos aspectos técnicos que se deben tener en cuenta para evitar problemas a futuro. 

Entre estos aspectos técnicos se encuentra el servicio de hosting. Como probablemente sepas, las web apps también necesitan un alojamiento web. Y, como la oferta no es tan grande como al buscar un servicio de hosting para la web, puede no ser tan fácil elegir un alojamiento para tu app.

Antes de seguir avanzando en este punto, es necesario aclarar que es un hosting web. 

Un hosting web (o web host) es un servicio de alojamiento web donde se almacenan los websites. Este alojamiento funciona a través de servidores cuya capacidad de almacenamiento permite “guardar” una gran cantidad de datos. Podríamos decir que son computadoras que tienen mayor potencia que las de uso doméstico.

El objetivo que tienen estos servidores, que pueden ser físicos o digitales (la nube), es el de alojar un sitio web y permitir que pueda accederse a ellos a través de internet. Es decir, si el servicio de hosting falla, tu sitio no estaría visible. Por esto es tan importante que encuentres proveedores que brinden calidad y sean de confianza. 

Al crear una aplicación, todos los archivos e información que contiene, se deben “guardar” en algún lugar. Es por esto que las web apps también requiere un servicio de hosting. 

Si cuentas con poca capacidad de inversión (o nula), entonces debes considerar estos 7 tips para hospedar tu web app gratis (sí, esto es posible).

 

1. Aprovecha los servicios de hosting en la nube

Los servicios de hosting en la nube o cloud hosting suelen proporcionar mayor seguridad y accesibilidad que otros. A la vez, la escalabilidad es mucho más sencilla. Otra ventaja es que, el cloud hosting, es más económico (por no decir ultra económico) en comparación a otros servicios de alojamiento. Algunos de estos servicios más populares son Google Cloud Storage, Amazon S3, Microsoft Azure, entre otros.

 

2. Existen planes gratuitos de proveedores de cloud hosting, úsalos.

Como mencionamos antes, no existe tanta competencia de servicios de alojamiento para web app (si para almacenamientos web). Esto hace que, la poca competencia que existe (la más popular también) sea feroz. Esto es bastante ventajoso para los usuarios. Los servicios que se encuentran en el mercado, cuya intención es que utilices su servicio, en muchas ocasiones regalan créditos que puedes gastan en sus plataformas. Estos créditos, generalmente, te alcanzan para que puedas ejecutar un pequeño servidor donde podrás alojar tu web app durante tiempo indeterminado.

 

3. Aprovecha todas las herramientas que puedas

Si el espacio de alojamiento -gratuito- para tu web app es chico, lo que puedes hacer es alojar el contenido audiovisual en otros servicios (por ejemplo, existen varias plataformas para alojar videos, como Youtube) para que no ocupe espacio innecesario en tu hosting.

 

4. Se puede usar una arquitectura que no necesite que administres un servidor.

Lo que se busca es que, utilizando otros servicios (como Azure Functions o Google Cloud Functions) evites la administración (y por lo tanto la adquisición) de un hosting particular. La ventaja de estos servicios es que no pagas una cuota mensual determinada, sino que depende del uso que le des al servicio es lo que pagarás a fin de mes.

 

5. Ten cuidado con algunos sitios de alojamiento web.

Hay muchos proveedores de servicio de hosting, algunos pueden ayudarte a alojar tu web app. Pero antes de adentrarte, debes saber que si es posible alojar una app gratuita en servicios como los ya mencionados (Google, Amazon, etc.). Sin embargo, estas opciones son buenas si no tienes muchos conocimientos técnicos y quieres que todo esté más o menos “servido”.

 

6. Ten en cuenta la seguridad.

El certificado SSL lo vas a necesitar para poder estar tranquilo con la protección de los datos de tu app. Es por esto que, a la hora de fijarte en gastos, busques aquellos proveedores que también brinden certificación SSL gratuita o en un pack. Invertirías en hosting, pero ahorrarías en seguridad.

7. No alojes la app en tu propio ordenador.

Si, es posible alojar la web app en tu computadora personal, pero no sería una gran idea. Los ordenadores personales (o domésticos) tienen menor capacidad de almacenamiento, por lo que se vuelven más lentos. Esto afectaría directamente el funcionamiento de tu app.

Estas son algunas de las consideraciones que debes tener en cuenta a la hora de pensar en el hospedaje de tu aplicación web. Es posible conseguir un hosting gratuito (aunque tenga poco espacio de almacenamiento) para que empieces. Sin embargo, si ves que los requerimientos creces, debes pensar en pagar alguno.