Seguramente ya has oído hablar de la metodología Ágil, no hace mucho se convirtió en “Trending topic”. Ha pasado de entenderse como una metodología de desarrollo a una metodología extrapolada a muchas otras doctrinas. Hoy en día las empresas quieren ser catalogadas como “Empresas Ágiles”. Y Apiumhub no es una excepción.

Apiumhub usa la metodología ágil en todos sus departamentos y proyectos, valiéndose de diferentes herramientas y llegando a ser Ágil al 100%.

 

¿Qué es y de donde viene?

 

Es un modo de gestión de proyectos que nace en la década de 1990 como contraposición a métodos clásicos más pesados. Uno de esos métodos, es el de cascada. Caracterizado por desarrollar los proyectos por fases. Al finalizar una fase, se supervisa, se aprueba y se pasa a la siguiente. En el momento en que se quiere rectificar algo de un paso anterior, es necesario un reset del proyecto, para volver a su planteamiento inicial. Por otro lado, la labor es más lenta debido a que no se puede trabajar en fases diferentes al mismo tiempo.

Se denomina Ágil, por ser dinámica y adaptativa, de forma que acelera los proyectos y facilita su optimización.

 

¿Por qué Ágil?

 

La metodología Ágil se puede aplicar en múltiples departamentos, no es únicamente una práctica para el desarrollo de código sino que puede formar parte de proyectos en departamentos de recursos humanos, en procesos de marketing, de diseño gráfico, etc. Consiguiendo un mayor impacto a largo plazo.

Nos permite el lujo de no estar obligados a prever todos los cambios que un cliente querrá ir realizando durante el desarrollo del proyecto, puesto que estos cambios se podrán ir corrigiendo al momento, algo que es mucho más complicado de realizar con la metodología de cascada. Esta forma de hacer, nos permite ser mucho más actuales, poder respetar las últimas necesidades del mercado o ser mucho más competentes a la hora de integrar nuevas tecnologías. De forma que cuando el producto esté listo para su lanzamiento, haya podido evolucionar tan rápido como las tendencias. Y teniendo en cuenta que el siglo XXI es un siglo de cambios y continuo movimiento, esta es una gran ventaja, lanzar un producto obsoleto, sería la ruina.

Es de vital importancia poder cumplir con las necesidades más actuales de nuestros clientes, y seguir la demanda de un mercado que crece a ritmos vertiginosos. Este crecimiento paralelo a las necesidades es posible gracias a un continuo feedback con el cliente, donde la retroalimentación es crucial y los procesos evolutivos se llevan a cabo en pequeños sprints, determinados por tareas concretas y manejables que forman parte de un proyecto más ambicioso. Una forma de trabajar con multitareas, escalonadas por prioridades.

Uno de estos frameworks es Scrum. Mediante el cual, las tareas se ven fraccionadas en tareas más pequeñas, agrupandose en bloques, de duración concreta, llamados sprint. Suelen tener una duración de 1 o de 2 semanas. De forma que todo el equipo, puede organizar sus tareas, priorizarlas, asignar tareas a compañeros, visualizar cualquier tarea desarrollada, en periodo de ejecución o cuando simplemente está planteada. De forma que al finalizar, queda archivada en un apartado de tareas “Done”. Es muy práctico para ver cómo de efectivo eres en cada campo o cuanto tiempo se invierte en el equipo a según qué funciones.

Otro framework Ágil muy usado en marketing, es el Kanban. Y en Apiumhub trabajamos con herramientas como Jira o Trello, que nos permiten una comunicación fluida entre los departamentos de marketing, desarrollo y diseño, haciendo que los proyectos evolucionen rápidamente y que en cada momento los miembros del equipo podamos saber el estado en que se encuentra. Otra característica de la metodología Ágil, es la transparencia con los clientes. Pues mediante las mismas plataformas, se puede hacer participe a terceros, que pueden observar como evoluciona un proyecto, plantear dudas o aportar mejoras.

Es muy práctico para un CEO el uso de estas prácticas para poder ir viendo en qué estado se encuentra el proyecto, supervisando cada pequeña pieza del gran puzle.

 

Beneficios de la metodología Ágil

 

Algunos de lo beneficios que conlleva el uso de la metodología Ágil, son los siguientes:

Flexibilidad y capacidad de adaptación, debido al feedback que se va realizando continuamente de los proyectos, es mucho más fácil poder llevar a cabo modificaciones a medida que la creación del producto avanza. Y de esta forma, el cliente puede obtener el producto finalizado en menor tiempo. Para que esto sea posible, es necesaria una transparencia bien ejecutada. Es decir, la comunicación entre departamentos es clave, así como el uso de herramientas que nos muestran en cada momento el punto exacto en el que se está trabajando, mostrándonos qué problemas se han resuelto y como. Todos los departamentos a su vez, adoptan una estrecha relación con el cliente que agiliza las cosas.

Se hacen reuniones periódicas que fomentan la comunicación del equipo, también se les llama sprints y sirven para examinar las tareas y los resultados. Estas prácticas generan nuevas Ideas que al llevarse a la práctica conllevan proyectos más innovadores, creativos y se asumen menos errores, puesto que con los sprints de 1 o 2 semanas, se reduce el riesgo.

Gracias a estas continuas reuniones y replanteamientos de los proyectos, las tareas se pueden clasificar según su prioridad y los equipos se forman por personas que llegan fácilmente a una cohesión de equipo.

Una de las importantes ventajas de la metodología Ágil en Marketing, es la capacidad de medir los resultados y en función de los beneficios, poder apostar por nuevas estrategias, invertir en nuevas tecnologías o realizar pequeñas pruebas para conseguir un mejor producto, que al final se traduce en un mejor servicio y por lo tanto un cliente satisfecho..

En resumen. Con una metodología Ágil, podrás obtener mejores resultados, en menos tiempo y con mayor capacidad de adaptación, de forma que podrás hacer frente a una competencia que es de cada vez mayor, y a una evolución tecnológica que avanza a pasos agigantados. Motivos por los cuales Apiumhub cuenta con esta metodología y ofrece un servicio actualizado, personalizado e innovador.


Esperamos que este post te sea de ayuda!

 

Si te gustó este artículo, te puede interesar:

 

Los beneficios de la tecnología Scrum  

Beneficios de la integración contínua

Beneficios de TDD

¿Porque debería usar Docker en mi proyecto de desarrollo?

Beneficios de la pruebas unitarias

La importancia de las retrospectivas en la metodología Ágil 

 

Suscríbete a nuestro newsletter para estar al día de los eventos, meet ups y demás artículos!