La metodología ágil, como bien sabemos cuenta con unos sprints de 1 o dos semanas normalmente en los cuales cada miembro del equipo tiene definidas unas tareas y ordenadas por prioridades. Se hacen varias reuniones, unas más breves, 15 minutos máximo (dailies), que se hacen a diario, y otras más extensas, que se hacen al finalizar cada sprint, retrospectivas. El objetivo de estas reuniones es agilizar el trabajo, ver cómo ha transcurrido el sprint, ver como mejorar en los siguientes, hablar de las trabas que nos hemos topado, fomentar el trabajo en equipo, mejorar el trato con los compañeros, etc. Pero ¿cómo?.

 

Principalmente con estas reuniones nos respondemos a las siguientes preguntas:

 

¿Qué cosas han funcionado correctamente?
¿Qué no ha funcionado?
¿Qué he aprendido?
¿Qué quiero hacer en el siguiente sprint?
¿Qué trabas o problemas me han surgido?

 

Gracias a estas preguntas ya a la figura de un mediador que encauza el camino de la puesta en común así como evita que los problemas o distracciones nos hagan perder tiempo. Conseguiremos saber en qué situación nos encontramos y podemos aprender de las vivencias de nuestros compañeros, creando poco a poco un producto de mayor calidad, ahorrando tiempo y abaratando costes, pues los errores se corrigen cuanto antes y sirven de precedente para todos, a la par, el propio equipo se siente escuchado, valorado y parte activa del proyecto, lo cual refuerza el trabajo en equipo y crea una motivación adicional. Por otro lado, le podemos dar un feedback muy detallado al cliente que en todo momento sabrá cómo está trabajando el equipo y en qué punto evolutivo se encuentra el proyecto. Pero claro está, que si hacemos tantas reuniones para conseguir bajar tanto al detalle, puede que se hagan monótonas. Por eso mismo os presentamos algunas técnicas para hacer estos meetings más llevaderos.

 

5 Técnicas para amenizar las retrospectivas

 

  • En la introducción, el mediador puede solicitar a todos los participantes que digan su nombre y que brevemente comenten que esperan encontrar en esta retrospectiva. Así conseguiremos mayor atención y participación
  • ESVP; Con la finalidad de atraer la atención de los participantes, se les pide que voten, de forma anónima cuál es el motivo de su asistencia. Explorador (viene a descubrir y aprender), Shopper, (para ver que encuentra en la retrospectiva y si puede llevarse algo de provecho), Vacacionista (está en la reunión por tomarse un descanso) o Prisionero, (é realmente no quiere estar allí). Una vez se hacen estas votaciones, se recuentan y se hace un breve análisis de lo que quieren los compañeros.
  • El Barco; Dibujamos un barco de vela en la pizarra, y marcamos el destino como la meta que nos hemos propuesto alcanzar para el desarrollo de nuestro proyecto. En el barco se incluyen diferentes elementos, que van a representar los posibles momentos en que nos hemos visto durante el sprint. El sol, (representa lo bueno del sprint, lo que hemos aprendido). El ancla, (son los problemas o trabas que nos hemos encontrado y que nos frenan). Las rocas, (obstáculos que hemos superado durante el sprint y de los que podemos aprender). El viento, (es el motor de nuestro trabajo, lo que nos impulsa para llegar a la meta). Una vez tenemos el barco en la pizarra, cada miembro del equipo escribe en un posit cada una de las vivencias a destacar en el sprint pasado y las coloca sobre el elemento correspondiente. Al finalizar este proceso, se ponen en común y se resuelven las dudas (Ancla) y se comentan los problemas resueltos durante el sprint (roca) para aprender de ellos. 
  • Medir la satisfacción del grupo. Esta es una tarea fácil, que no nos llevará mucho tiempo. Cada miembro del equipo escribe un número del 1 al 5, se dobla y se entregan todos de manera anónima al portavoz. Estos puntos hacen referencia al nivel de satisfacción (1 Mucho, 5 Nada) que tiene el equipo en función de lo que se quiera evaluar. Podemos valorar en trabajo en equipo, la forma de hacer las cosas, lo contento que están con el proyecto o la como se considera que está la carga de trabajo, entre otras cosas. Se anotan las diferentes calificaciones en la pizarra y se hace el recuento para ver como estamos a nivel de equipo.
  • Los 5 Por que: A medida que van surgiendo los problemas o las dudas a cerca del sprint pasado o de cómo afrontaremos el siguiente, el mediador nos hace 5 veces la pregunta ¿Por qué? De forma que bajaremos hasta la raíz del asunto. Es una manera de que el propio grupo de trabajo aprenda a resolver sus propios problemas, dándose cuenta del motivo por el cual aparecieron.

 

Estas son algunas de las muchas técnicas que existen para aplicar las retrospectivas. 

Nosotros en Apiumhub trabajamos con metodologías ágiles y empleamos diferentes técnicas para hacer las retrospectivas. Gracias a esto, hacemos que las reuniones dejen de ser un protocolo o parte de una monotonía y consigan no solo mejorar la calidad de nuestro trabajo o conseguir un feedback mucho más cercano del proceso evolutivo del producto, sino que nos hace mucho más cercanos a nivel de equipo. Y cuando hay motivación el trabajo es más agradable. 

Espero que os motiveis a hacer metodología ágil en vuestras empresas o que si ya lo hacéis y no sabías como hacerlo de manera más amena, os haya servido de ayuda este artículo.

 

Si te gustó este artículo sobre retrospectivas, te puede interesar:

Los beneficios de la tecnología Scrum 

Beneficios de la tecnología Agil

Metodo Kanban Principios y Ventajas 

Beneficios de la integración contínua

Beneficios de TDD

¿Porque debería usar Docker en mi proyecto de desarrollo?

Beneficios de la pruebas unitarias

Los elementos de las buenas pruebas de usuario 

La importancia de las retrospectivas en la metodología Ágil 

 

Suscríbete a nuestro newsletter para estar al día de los eventos, meet ups y demás artículos!