La figura de Superman es sin duda, uno de los personajes con más poder dentro de los superhéroes de Marvel. Capacidad de volar, rayos X, fuerza, invencibilidad… eran algunas de las características que le definían a la hora de poner a todo el mundo a salvo. En la industria del desarrollo de software existe un elemento que muy fácilmente podríamos compararlo con el de Superman. Es el llamado, Agile Product Owner o simplemente Product Owner (PO irrompible). Éste, es el encargado de mantenerse prácticamente siempre en contacto con todas aquellas figuras que intervienen en el desarrollo de un producto digital. Inversores o stakeholders, equipo de desarrollo, Marketing y el cliente final.

 

PO irrompible

Teniendo claro con quién ha de tener contacto un buen P.O no es suficiente, ha de tener siempre presente la definición de Producto y su valor para el cliente final. Es decir, potenciar al máximo la característica que mejor cubra las necesidades de nuestro cliente en el producto.

Para llegar a construir o desarrollar un producto que satisfaga 100% las necesidades de nuestro cliente, primero tendremos que tener una idea clara del mismo. ¿Cuales son aquellas features o características que van a formar parte del producto final? De ahí el buen entendimiento que ha de tener nuestra figura de P.O con el cliente final. Es el responsable de ser los ojos del cliente en el equipo de desarrollo y viceversa, transmitir aquello que es posible desarrollar o que hay que volver a calcular.

Tanto el cliente final que va hacer uso de nuestro producto como el P.O tienen que ser capaces de responder a una simple pregunta. ¿Cuál es la diferencia entre nuestro producto y nuestra competencia? Es decir, por qué yo debería escoger por nuestro producto o sistema en vez de la competencia. Para resolver dicha pregunta el PO irrompible ha de tener siempre al cliente como prioridad. De nada sirve responder la pregunta con sus conocimientos, tiene que ser capaz de ponerse en la piel de nuestro cliente final y entender que aporta el producto al mercado o a un cliente en particular. A la vez que hacerle entender a este último que el mejor desarrollo para un producto es aquel que aparece de una forma escalable y lenta pero sin pausa. De una forma más pequeña a otra que con el tiempo, el análisis de los resultados y el trabajo constante desarrollarán en una forma mucho mayor y potente.

 

Muchos puntos de vista – Mismas reglas de juego

 

Como bien describe el cuadro anterior, hay diferentes definiciones para cada uno de los departamentos que participan en el desarrollo de nuestro producto.

Un buen P.O ha de ser el encargado de alinear todos los puntos de vista dadas ciertas situaciones. Poner a todo el mundo en común y hacer que el paquete entero funcione como un equipo. Como podemos ver reflejado en la imagen anterior, el concepto y definición de valor, calidad o procesos es distinto para cada uno de los distintos departamentos que componen una organización.

Evitando ser un escollo o cuello de botella para que la información fluya entre equipos. Y el producto final no se vea afectado.

 

Sin embargo, muchas veces ocurre lo más temido y tiene que tomarse una decisión que cambie el rumbo del proyecto hacia un lado u otro. O incluso una decisión que marque el producto respecto a tener éxito o fracasar.
La gran mayoría de los P.O tienen ya una experiencia previa que les permite, no prever el futuro ni saber cuál es el mejor camino a tomar, sino la capacidad de hacer una mejor estimación de las posibilidades que pueden darse y actuar ante ellas.

Sin embargo, existen diferentes herramientas para facilitar esa toma de decisiones. Canvas, Trello … son alguna de ellas.

Junto a ello, un buen P.O ha de tener siempre un correcto mindset que le permita actuar de la mejor manera en esas situaciones. Definiendo objetivos claros y quitando incertidumbres para alcanzar los objetivos a tiempo, como definiendo un scope y deadlines realistas con negocio.

 

Un Mindset para cada ocasión

Stakeholders: Los stakeholders suelen ser actores con poco conocimiento técnico. Un PO irrompible tiene que ser capaz de comunicar con mucha claridad y transparencia cada uno de los procesos en los que se entabla un producto. Suelen surgir situaciones complicadas donde aparecen retrasos, bugs y demás situaciones donde los developers no han sabido prever una estimación y el resultado es una demora en el tiempo de entrega. En este caso es la figura del P.O es la encargada de subsanar la situación y comunicarse con los inversores o stakeholders.

 

Equipo de desarrollo

Marcar una dirección. Un equipo de trabajo necesita un scope claro y unos objetivos definidos, sin incertidumbres. PO irrompible tiene que definir sprints que tengan un propósito, donde cada historia que entre sea detallada, tenga criterios de aceptación y a ser posible, que la entrega tenga un impacto positivo en el producto final – que la haga mejor producto. Esto ayuda a que el equipo de developers vea que todo lo que están haciendo tenga un sentido y más sentido de impacto en el desarrollo del mismo.

 

Marketing y Ventas

Marketing y ventas tiene una serie de información que es clave para un PO irrompible especialmente cuando trabaja para pequeñas startups. Tienen mucha información que a los POs se les puede escapar (modas, competencia, tendencias, inquietudes de un cierto segmento de público objetivo, fenómenos de redes sociales o productos que están triunfando que podrían ser complementarios al producto que estamos desarrollando.
Un P.O tiene que ser muy exhaustivo con Marketing, ya que tiene que como reacciona el mercado cada semana y recopilar más información clave para el desarrollo del producto.

 

Cliente final

Esta es posiblemente la parte más primordial del proceso de desarrollo. No importa cuánto conocimiento tenga el equipo o tu capacidad de dirigirlo, sino el producto no se asemeja al 100% a lo que el cliente espera. Hablamos de funcionalidad, diseño, detalle… mantener siempre presente y clara en el horizonte la figura del cliente final para que comparta contigo la finalidad del proyecto para una mejor gestión de este.

 


Roman Pichler define las características que definen a la figura del Product Owner como: visionario, ejecutor, líder, comunicador, implicado y calificado.

 

Como se aprecia en la colección de adjetivos, un P.O es una persona con un conocimiento base, pero que basa el mayor conjunto de actividades diárias a unas vistas de conjunto. Con capacidad para ser el pegamento entre equipos y mantener siempre un flujo de comunicación continua entre ellos y el cliente final.

Y no te olvides de suscribirte a nuestro boletín mensual para recibir las últimas tendencias e información sobre un PO irrompible.

 

Si este artículo sobre un PO irrompible te gustó, te puede interesar: 

Líder de producto – no sólamente agile

La Deuda Técnica 

Beneficios de la metodología ágil 

Los beneficios de la tecnología Scrum  

Beneficios de la integración contínua

Beneficios de TDD

¿Porque debería usar Docker en mi proyecto de desarrollo?

Beneficios de la pruebas unitarias

La importancia de las retrospectivas en la metodología Ágil 

Simular respuestas del servidor con Nodejs

Principio de responsabilidad única 

Por qué Kotlin ?

Patrón MVP en iOS

Arquitectura de microservicios  

F-bound en Scala: traits genéricos con higher-kinded types

Scala Generics I : Clases genéricas y Type bounds

Scala Generics II: covarianza y contravarianza